HIPOPRESIVOS POSTPARTO

Los hipopresivos son una de las mejores opciones tanto en el postparto inmediato como tardío.

En KRIYA queremos ofrecer un espacio especial para las madres que quieren recuperarse tras el parto. Muchas veces nos encontramos con el problema de la conciliación familiar, la mujer quiere empezar a practicar los hipopresivos pero no tiene con quién dejar al bebé o simplemente no le apetece separarse.

En el grupo de Hipopresivos con bebés, la actividad va dirigida a la recuperación postparto y quienquiera puede acudir a las sesiones con su bebé (desde 0 a 12 meses). Es un espacio libre en el que poder estar tranquila aunque el bebé llore, hable, o incluso si tienes que darle el pecho el tiempo que haga falta.

¿Cuándo comenzar con la práctica de hipopresivos?

En el caso de un parto vaginal, si la mujer ya los conocía y practicaba antes del embarazo, puede realizar algún ejercicio tumbada o sentada unos pocos segundos en los dos días siguientes al parto. Esto ayudará a «descongestionar» el útero para su vuelta a la posición y tamaño que tenía antes del embarazo. Pasados estos dos días, es conveniente descansar, relajarse y volver al trabajo hipopresivo pasadas las 6 semanas del parto».

En caso de cesárea, no se podrán practicar hasta las 8 semanas posteriores a la operación. En cualquier caso, siempre se recomienda acudir a un especialista que valore el estado de la musculatura, tanto abdominal como perineal, y la estabilidad de la pelvis para volver al trabajo de suelo pélvico.

Beneficios

 

La gimnasia hipopresiva supone una buena suma de ventajas. Ahora que ya sabes cuándo empezar a hacer ejercicios hipopresivos después del parto, te explicamos algunos de los beneficios que puede aportar su práctica.
  • Reduce el dolor lumbar Los cambios fisiológicos y anatómicos que se generan en el organismo durante el embarazo generan alteraciones en la pelvis que, a la vez, provocan afecciones y dolores en la zona lumbar. En este sentido, con una rutina de gimnasia hipopresiva, se puede tonificar la musculatura abdominal-perineal y mejorar la postura corporal, lo cual será óptimo para aliviar las molestias en la lumbar como consecuencia del embarazo.
  • Mejora la diástasis de rectos abdominales La diástasis abdominal es la separación de los músculos rectos del abdomen como consecuencia de un daño en el tejido conectivo que, en condiciones normales, los mantiene unidos entre sí, y a la línea media del cuerpo, la denominada línea alba. Es un problema funcional y estético más habitual de lo que a priori puede parecer. Y es que nada menos que el 66% de las embarazadas tiene diástasis de rectos en el tercer trimestre. En este caso, los hipopresivos repercuten directamente sobre el bienestar de la musculatura abdominal, a través de la reeducación postural y la respiración, lo cual puede mejorar la diástasis de los rectos abdominales.
  • Fortalece el suelo pélvico La gimnasia hipopresiva es clave para tonificar el suelo pélvico, que después del parto, se queda debilitado. Esto puede conllevar dolores en la zona, disminución de la fuerza y del tono muscular. Además, tener un suelo pélvico fuerte también mejora las funciones sexuales y, a la vez, incrementa el placer sexual que también se ve influido después s del proceso de parto.
  • Disminuye los síntomas de incontinencia urinaria Los hipopresivos son buenos aliados para mejorar las incontinencias urinarias. Estas se producen como consecuencia de la flacidez que adquiere la musculatura en los periodos de postparto o, incluso, en mujeres que no han pasado por un embarazo.
  • Disminuye los efectos de la cesárea Debido a la disminución que ejercen sobre la presión abdominal, los ejercicios hipopresivos postparto también ayudan a restablecer el cuerpo después de una cesárea, al reducir cicatrices internas y las adherencias de tejido.
  • Estabiliza el tránsito intestinal En el embarazo es común que el tránsito intestinal se desequilibre, dando lugar al estreñimiento. Por ello, es esencial mantener una buena alimentación, así como una rutina de activación física adecuada que contribuya a mejorar la movilidad intestinal. Además, los hipopresivos postparto ayudan a disminuir la presión intrabdominal que puede implicar también una alteración en el proceso digestivo después de dar a luz.
 
Abrir chat