La Ventosaterapia

Es una técnica milenaria de la Medicina Tradicional China (MTC), que consiste en utilizar unas ventosas haciendo que se peguen al cuerpo haciendo el vacío, ya sea por la acción del fuego o por la acción mecánica de las ventosas neumáticas.
El uso terapéutico de las ventosas no es exclusivo de la Medicina China, y hay
constancia de que fueron también utilizadas por los egipcios, griegos y árabes, así como en Europa durante la Edad Media. Hoy en día, siguen siendo utilizadas ampliamente en la mayoría de medicinas tradicionales orientales.
La succión producida por la ventosa provoca un aumento de la irrigación sanguínea en la zona, estimulando la circulación sanguínea y linfática, así como el metabolismo celular (aporta nutrientes y oxígeno), activando el sistema inmunitario (aporta leucocitos a los tejidos), y desencadenando un proceso depurativo (eliminación de toxinas).

Desde el punto de vista de la MTC, las ventosas se utilizan para restaurar el flujo de Qi y Sangre cuando estos están estancados u obstruidos, así como para eliminar excesos.
En este último sentido, se utilizan especialmente cuando hay dolor causado por un “factor patógeno externo” (Viento, Frío y/o Humedad). Pueden utilizarse de manera estática sobre puntos concretos, o dinámicamente siguiendo el recorrido de los meridianos.
Las ventosas generalmente se utilizan como complemento de una sesión de Shiatsu o Masaje.

Indicaciones de las Ventosas:

  • Problemas musculares (especialmente contracturas)
  • Celulitis, retención de líquidos
  • Ayuda a la pérdida de peso, ya que estimula el metabolismo
  • Alivia el estrés y la ansiedad
  • Mejora afecciones respiratorias
  • Mejora la circulación sanguínea y linfática, ayuda a eliminar toxinas
Abrir chat